LISTA DE REPRODUCCIÓN DE VÍDEOS DE ESTA COLECCIÓN

ÍNDICE de Blogs

VEO2

QUINTA DEL SORDO, AUTE

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 1 de septiembre de 2009

No Hay Ningún Premio Seguro Para La Virtud // Ni Castigo Seguro Para El Pecado







“No Hay Ningún Premio Seguro Para La Virtud”


-Fernando Pessoa-




Tiempo Pictures, Images and Photos



Mis siete dedos rojos
que van a desaparecer,
la fusión de lo negro con las rosas del cráneo,
soy, hacia mí mismo, la perfección del estado de la cautela.

Amor, amor,
soy tu celeste y tus cantos anaranjados,
amor, amor,
soy tu opaco y las rocas de tu cerebro,
amor, amor,
soy la hora de la belleza de la noche
poblada de estrellas y caníbales,
amor, amor,
soy por quién doblan las campanas
en la calle.

Amor, amor,
tienes que verme atravesar mis ojos con un chispazo
mientras vago por los jardines de tu locura
cortando para ti flores musicales,
amor, amor,
estoy esperándote al este del cementerio
donde no pueden molestarnos los esqueletos de los sueños,
donde no va a caer como fruta podrida
la envergadura de tu alma.

Amor, amor,
estoy rodeándote de nubes con mis setenta y cinco dedos infinitos,
rojos,
tísicos,
alucinógenos.

Amor, amor,
estoy inflamándote con himnos de luciérnagas
por donde vagan tus fragmentos aislados,
por donde sonarán como roedores
tus últimas palabras
y los cristales de las células de tus pies.

Amor, amor,
estoy constelado y vestido elegantemente
anotando las últimas instrucciones
para el regreso de tu soledad,
amor, amor,
estoy con labios de ganzúa retrospectivamente enamorado.








“Ni Castigo Seguro Para El Pecado”


-Fernando Pessoa-







Amor, amor,
estoy convulsionada por el éter,
el deseo de dormir pesa una vida,
amor, amor,
estás vacío como una catapulta
y me vigilas con toda la maquinaria de la vanguardia,
amor, amor,
me estarás observando desde tu tiempo verde-chasis
sosteniendo en tu vaso una copia pirata
de los ecos de tu infancia,
amor, amor,
me llevarás dignamente
en el piano de tus entrañas,
seré reconocible por la carátula de versos profanos
enfrentados desde el papel
contra las tijeras.

Amor, amor,
te llamo cinco veces
porque no retroceden los espectros
y te has parado en un reloj
y mantienes la cara rígida y callada innecesariamente
y hasta que te rompes
y se volatiliza el presente.

Y apuesto que vendrán cosas peores aún,
amor, amor,
ya no te quiero pero temo a la muerte,
no tengo ningún recuerdo para que pase de largo,
amor, amor,
voy a dejarte en esa calle, en esta taza,
entre dos líneas
y habrá ganado la realidad
con fecha, hora y estadística.

















No hay comentarios: