LISTA DE REPRODUCCIÓN DE VÍDEOS DE ESTA COLECCIÓN

ÍNDICE de Blogs

VEO2

QUINTA DEL SORDO, AUTE

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 19 de enero de 2010

Ella







Ella










Tu pelo de fronda de los bosques y de almohada submarina
tu mirada de grito de muralla, de pértiga
y campanadas de pájaros
tus manos de visión de cabecera de la tierra
tu boca de fusión de los párpados y mordedura del aire
tu voz de arroyo de acordeón y cometa voladora
tu pensamiento de globos de colores que se alejan
tu risa de pluma de caracola y de sed verdadera
tus piernas de tomillo de valle y emboscada del agua
tu longitud de lago de caricia y de azar
tu frente de anillo en el fondo del rumor
tu frente de estaciones
tu frente de sello del comienzo
tus ojos de brotes de musgo de abanico de invierno
y de garra perseguida
tu pie de gruta que se dobla y de vagón de centellas
tu pelo de racimos de fuga
de bóvedas de relámpago y de lluvia
tus ojos de péndulos de agua y de péndulos de prisa
tus brazos de cuentas de molino y de ruedas de carros
tu pecho de planicie y de lagunas en sombra
tu risa de peldaño y de boca de intriga
tus dedos de escalones de tiza
tu voz de cuento y de montaña
tu cintura de hilo de los días
tu pie de escalinata de cansancio y de noche
tu pensamiento de salto vertical de caída de faldas
y de añicos
tu casa de paraguas de fuentes de cristal
tu nombre de inicio y de fatiga de chispa bajo el fuego
y de rehén
tus pasos de cuerda de reloj y de sopa de estrellas
tu noche de botes de libélulas y lanza favorita
tu espalda de cesto de mimbre de columnas de cromos
y de asas del tiempo.



























domingo, 17 de enero de 2010

Amo Tus Ojos

Amo Tus Ojos








Amo tus ojos
como se aman las plagas y las inundaciones,
como se cede ante el peligro,
como la devoción y la extrañeza de algo que no existe.

Amo tus ojos como le llamo a la lluvia minutos
y mientras ella está
no importa que juegues con la muerte
porque el mundo tiene una manta para empaparse los pies
a modo de techo,
a modo de cuerpo
a modo de lo que sustituye el cuerpo.

Amo tus ojos como se queda uno callado en los semáforos
mientras se va el tiempo por el barro que ensució mi coche
y eso me da mucho pesar
y mis zapatos me recuerdan algo terrible.

Amo tus ojos como amo la libertad.

Amo tus ojos
porque en ellos invento tu pequeña humanidad,
tu trágico gesto de locura,
el silencio que se cierne sobre tus labios
en el que envuelvo a las nueve mi ansiedad
y me dirijo sin fronteras
a la mirada de otros ojos
también ajenos.

Amo tus ojos
como el poder de mentir,
como la rabia cuando pinta,
como las noches cuando hacen agujeros en mi frente
en las que soy tu nombre y tu nombre.

Amo las otras noches insignificantes,
las que callan,
las que no sirven para nada
porque la verdadera oscuridad
es invisible.

Amo tu voz
como las cosas irreales que soy,
como aquella mañana si sucediera algo
y no estuviera ni el norte ni en el sur
ni en el viento

pero siento

que lo que amo son tus ojos
y alguna fuerza que no veo
y estas ganas de perder la palabra.





Pilar García Puerta, 10-12-02











INVOCACIONES // Invocaciones





INVOCACIONES









“En el destello de nuestra separación, azul velocísimo,
yo te saludo, mi alma, mi extranjera”


-Raúl Gustavo Aguirre-







Invocaciones





BESO en caída vertical,
piernas,
escaleras de musgo
en la puerta
del burdel,
órganos.

Tus órganos comidos por las agujas,
calcetines,
barcos.

Sedimento con líquenes y esponjas,
tacto,
brasas y terciopelo,
boas.

Bálsamo,
abanicos,
alas.

Los países de las nubes enraizadas en las pupilas,
el gris eléctrico exaltado por el vaho de las lágrimas,
calaveras.

Mariposas,
semillas,
ruedas.

Montones de calaveras,
andamios
claves y pies
corazones y lilas.

La máquina de los dientes bajo el fragor de los suburbios,
lápidas,
cornisas,
la blancura comida por el tiempo,
el canto lunar de las arañas.

Flores,

la martillosa sinfonía de la lluvia,
cárceles con helechos,
la fronda extraviada del fuego,
vino.

Estercolero de martillos,
vendavales de huesos,
los ojos sin perdón.

El suplicante rigor de las serpientes,
un reloj extraplano,
uvas.

Licor y bocas,
el pulso frutal
de lo que se repite
como un trompo.




Pilar García Puerta, 25-08-02









ÍNDICE de LOS ALUDIDOS







LOS ALUDIDOS













ÍNDICE





Invocaciones
“En el destello de nuestra separación,..”

-Invocaciones
-Tengo En Mi Cabeza Todos Los Versos Del Mundo
-En El Cruce Dónde Te Pierdes
-Figuras De La Danza

Poemas A Sergio
“Por tanto tiempo como lo es para siempre”

-Dedicatoria
-Soy El Abominable Centinela
-No Es Necesario Decir La Verdad
-Charcutería
- INDE-S-CIFRABLE
-Permanganato Hueco
-poema para CUATRO ESTACIONES

Te Hablo A Ti
"Basta ya de vuestros pedazos de hombre"

-LLUEVEN LOS PAPELES
-EL POETA DE HARLEM
-POETA DESPIERTO
-LA POESÍA ES UN CUCHILLO CON FLORES
-OH, MI QUERIDO POEMA
-HE ABANDONADO TODO





¡OH, MI QUERIDO POEMA!





¡OH, MI QUERIDO POEMA!






A ti que seguiste la ruta de mis versos
y cuando quise encontrarte,
sólo hallé tiempo.




Están mis enemigos dentro de mí
poblándome de verde,
yo soy aquello que respira
en los excesos de las frondas,
están mostrándome el día y la noche
sus universos y paredes,
pero el día y la noche,
ya no están.

Está la luz arremetiendo contra mí
y adopta forma de mis ojos,
estoy dudando de mi existencia
a causa de la visión de seres irrepetibles,
pero las sombras y la noche
no acuden.

Estoy queriendo sobreponerme
a la visión fatal de mis palabras,
estoy convulsionada por mi imaginación
y tratando de alzarme de este sueño
pero mis pies,
son el poema.

Estoy siendo y sin ser
por la futilidad del viento,
por el gesto de abrazar que hace el viento
cuando alcanza mi forma,
pero las sombras que he creado
nada saben de mí.




Estoy que me presencio y que me ausento
y quiero ser palomas,
pero mi tiempo es hilo
por donde vuelvo de mi muerte,
mi desaparición,
es invisible para mí.

Yo soy la eternidad
y el ojo alucinado que recoge mi voz,
yo soy mi corazón que se separa de mi cara
encharcando mi sueño con palomas,
pero la máscara
no acude.



¿Quién me ha enseñado a hablar sino el mar y las piedras?
¿Quién ha sembrado alrededor ondas demoledoras?
¿Quién me ha llamado desde el lugar ennegrecido en el que estoy?

Ningún pedazo de mí
atestigua la palabra que temo pronunciar,
debo hacer el poema del gesto inalcanzable,
pero no escucho nada
cada vez que te digo.





Él me propone el perdón
porque ha borrado la noche de los sueños,
pero la noche
está trayéndole a mi puerta.




Pilar García Puerta, 31-08-03